Recuerda al respecto que, cada año, más de 12.000 buques transatlánticos navegan por el Canal, una cifra que podría incrementarse significativamente tras la apertura prevista de las nuevas esclusas, en 2015. También asevera el informe que se prevé que la ampliación permita el paso de entre 12 y 14 embarcaciones al día (aproximadamente 4.750 barcos adicionales al año) por el canal.

Con aproximadamente el 3% (270.000 millones de dólares - 201.150 millones de euros) del comercio marítimo mundial ya en tránsito por el Canal de Panamá cada año, es crucial que la travesía de los barcos sea segura, se remarca en el informe elaborado por AGCS. Sin embargo, los expertos advierten que el aumento del tránsito y del tamaño de las embarcaciones puede plantear una dificultad para la mejora del historial de seguridad del Canal de Panamá de la última década, con la agravación de los riesgos durante el periodo inicial de apertura tras las obras. Rahul Khanna, Global Head of Marine Risk Consulting de AGCS, ha recalcado el impacto potencial en la gestión de riesgos de esta ampliación: “Los barcos de mayor tamaño plantean riesgos mayores. La gran cantidad de carga supone que un siniestro grave posea el potencial de llevar a una pérdida considerable y a un mayor impacto. Por ejemplo, un buque portacontenedores new-Panamax de 12.600 TEU a carga completa es tan largo como cuatro campos de fútbol, con una manga de hasta 49 metros y su cargamento asegurado podría tener un valor de solo 250 millones de dólares (186,2 millones de euros)”.

LAS PÉRDIDAS EN EL CENTRO DE ATENCIÓN

El análisis de AGCS identifica que la región del Canal de Panamá ha mejorado su historial de seguridad de forma constante en los últimos años, con un número total de siniestros marítimos relativamente reducido (30) en la última década, entre ellos sólo dos «pérdidas totales». Se destaca que la tasa de accidentes, cercana a 1 por cada 4.000 tránsitos, sale además favorecida al compararse con otras vías navegables principales, como el Canal de Suez (1 cada 1.100 tránsitos) y el Canal de Kiel (1 cada 830 tránsitos).

Según se pone de manifiesto, los tipos de embarcación de tránsito más frecuente, los buques graneleros (11), cargueros (9) y portacontenedores (9), son los que dominan la lista de siniestros del canal y suponen en su conjunto más del 75% de todos los incidentes desde 2002. En un entorno de navegación relativamente controlado, la causa más común de incidentes es el contacto con los muros (53) y las colisiones entre embarcaciones (50), que representa casi el 60% de los incidentes analizados por AGCS. Las averías y los fallos de la maquinaria ocupan el tercer lugar (41), con más de un 20%.