Una de las conclusiones del estudio de 2015 es que se detecta “la emergencia de un nuevo tipo de usuario: el súper-conectado, mucho más activo y dinámico, que asume un rol de prescriptor”. Este perfil de usuario empieza a destacar como la evolución del ‘usuario vigilante’ que se describió en la edición presentada el año pasado. En la de este año se percibe una consolidación de esa tendencia, pues se ha detectado que los consumidores españoles ya “no sólo acceden a los comparadores de precios para tomar una decisión de compra, en un momento determinado, sino que usan estas  herramientas regularmente para asegurarse de que la decisión que han tomado sigue siendo la mejor de las posibles. Es decir, gracias a los comparadores online pueden monitorizar el mercado para verificar que el servicio contratado es el óptimo para sus necesidades y, en caso de encontrar una oferta mejor, los consumidores vigilantes pueden cambiar de servicio o incluso proveedor”.

Según Fernando Summers, CEO de Rastreator.com, “los usuarios ya no renuevan automáticamente sus suscripciones sino que buscan, contrastan y valoran diferentes opciones antes de que venzan sus contratos. Tres de cada cuatro utilizan los comparadores siempre que les llegan las facturas para comprobar que la tarifa que pagan sigue siendo la mejor posible”. Además, Summers subrayó que, aunque el precio sigue siendo importante, ya llegan al 46,5% los clientes que valoran más calidad.

Aportar transparencia al mercado

La difusión de los comparadores online y la mayor facilidad de acceso a información sobre ofertas han contribuido a que surja el denominado ‘usuario súper-conectado’; se trata de aquellos clientes que  además de monitorizar  los precios, dan un paso más y comunican y comparten con otros las mejores ofertas que encuentran.  A través del estudio se ha sabido que el 88% de los españoles comenta con su familia las ofertas que encuentra a través de los comparadores;  el 80,6% las comparte con amigos;  y el 62,5% lo hace con compañeros de trabajo. Pero, un 25,2%, los más activos, lo hace incluso a través de las redes sociales, aconsejando y asesorando a sus seguidores. Se trata de usuarios especialmente informados, que quieren contribuir a aportar transparencia al mercado y facilitar los procesos de decisión y compra de sus seguidores digitales.

El perfil de este usuario emergente súper-conectado es mujer, entre 25 y 44 años, de clase media y estudios medios-superiores. De media, las mujeres comentan y recomiendan más las ofertas 4,5 puntos más que los hombres.

En este sentido se recordó que también el último informe la Fundación Telefónica (‘La Sociedad de la Información en España’) confirma la acelerada digitalización de la vida de los españoles. “Accedemos a Internet de forma más intensiva y el teléfono móvil es el motor principal de esta tendencia imparable. Es más, España es el país europeo más conectado y ha consolidado su liderazgo mundial en cuanto a penetración de smartphone”, explican desde Rastreator.com.

Facilitar la toma de decisiones

Tras la exposición de la evolución que se está produciendo, se concluyó que “sin duda los comparadores online han encontrado un terreno abonado para desarrollar su actividad entre una población muy receptiva a incorporar herramientas que faciliten los procesos de toma de decisiones y además promuevan el ahorro. El hábito de la comparación no es nuevo y desde años está consolidado en nuestro país como muestra el dato de que el 90,4% de los ciudadanos compara precios antes de comprar o contratar un servicio. Sin embargo, la percepción de que los comparadores online han contribuido de forma decisiva a fomentar esta cultura del ahorro crece año tras año, aumentando más de 11 puntos porcentuales respecto a la edición anterior del estudio. Un 76% reconoce la contribución de estas plataformas y un 83,6% las considera una herramienta muy útil para ahorrar”.

Summers destaca que “con este estudio hemos querido abordar las tendencias y hábitos de ahorro en todos aquellos los sectores donde los ciudadanos demandan transparencia, así como profundizar en la figura de ese consumidor bien informado, cada vez más conectado y con nuevos hábitos, que adopta la comparación como eje de sus decisiones. Tras siete años de actividad en el mercado español creemos que es fundamental conocer bien la evolución de los perfiles de los consumidor para poder innovar y cumplir sus expectativas”.

 Acceso al estudio de Rastreator.com

Noticias relacionadas

Antes de comprar, reservar o contratar un producto o servicio, 9 de cada 10 españoles comparan precios