Los analistas prevén que las acciones se vendan a un precio ligeramente inferior a los 31,34 dólares con los que cerraron el viernes en la Bolsa de Nueva York. El propio Tesoro ha señalado que deben venderse a una media de 28,72 dólares (23,18 euros) para no perder dinero de los contribuyentes. En las anteriores rondas de venta, se vendieron a 29 y a 30,50 dólares (23,4 y 24,61 euros).

El consejero delegado de AIG, Robert Benmosche, ha vuelto a reiterar que la intención del grupo es continuar el proceso de recompra de acciones al Tesoro para “recuperar independencia y margen de maniobra”.