Comparado con el mismo periodo del año pasado, se ha disparado el número de expedientes de las principales tipologías de siniestros de hogar. Como datos más significativos, se destacan los daños a cristales, con un incremento del 19%; los daños eléctricos, que han crecido un 35,8%; y los daños de agua, con un 45,1% de expedientes más que en 2017.

Como ocurre siempre en circunstancias meteorológicas extremas, es daños extensivos la tipología que presenta una mayor siniestralidad.  En esta ocasión, el crecimiento en este ámbito en el número de siniestros ha sido del 94,6% en comparación con el mismo periodo del pasado año.

Con relación a asistencia en carretera, los datos de Observatorio presentan un incremento de todo tipo de expedientes, si bien la mayor diferencia se produce en las asistencias por accidente donde el incremento respecto de 2017 ha sido de un 32%, frente al aumento del 8% de las asistencias derivadas de averías.

mapfre