Asia ha concentrado buena parte los eventos catastróficos más importantes en julio: el tifón Matmo provocó pérdidas económicas en China que rondan los 550 millones, más otros 20 millones en Taiwán; mientras que las lluvias monzónicas torrenciales trajeron inundaciones significativas en el sur de China.

El informe también indica que las inundaciones han sido frecuentes en algunas partes de Europa durante la segunda mitad del mes, en Bulgaria, Rumanía, Países Bajos, Reino Unido, Suiza, Eslovaquia y Croacia. Se espera que las pérdidas económicas globales en todo el continente por estos eventos superen los 100 millones de euros.

Por otra parte, el tiempo severo en el centro y oeste de Estados Unidos dio lugar a pérdidas económicas de 350 millones, y el terremoto magnitud 6,9 que golpeó el estado de Chiapas en México causó daños económicos totales de más de 25 millones.

Las condiciones de sequía empeoraron en el norte de China, con pérdidas económicas alcanzaron que se estiman en 1.400 millones.