Este seguro será obligatorio para todos los vehículos del país y protege sólo daños físicos y no materiales. Además, tampoco cubre los accidentes ocasionados por conductores no asegurados, así como los siniestros producidos por carreras de autos, eventos extraños a la circulación vial y los suicidios. El SOAT incluirá que las aseguradoras puedan exigir la devolución de los gastos médicos a los conductores que tuvieran percances a causa de los efectos del alcohol, las drogas o cuando haya un menor al volante.

Otro de los aspectos que está causando debate entre los asegurados es qué pasará con los que cuentan ya con un seguro de autos. Estas personas tendrán que pagar también el SOAT, aunque podrán dejar de abonar la cantidad correspondiente a los daños físicos a terceros que puedan coexistir. La diferencia entre el SOAT y el seguro optativo es que el primero se hace cargo de los gastos sin investigar la culpabilidad.

Según las estimaciones del BCP por vehículo se pagará una prima de 300.000 guaraníes (72,8 dólares), mientras que cada motociclista abonará 180.000 guaraníes (43,6 dólares). La entidad reguladora quiere que para enero de 2014 este seguro ya esté funcionando en el país.