El subsecretario de Previsión Social, Augusto Iglesias, manifestó que en lo que queda de legislatura “no se elevará la edad de jubilación”, de manera que la responsabilidad de los cambios quedará en manos de la nueva Administración que llegue en noviembre.

Los asesores de los candidatos reconocieron que el cambio demográfico podría obligar a hacer un cambio en la edad de jubilación, que en estos momentos está en 65 años para los hombres y 60 para las mujeres. Aun así, reconocieron, según recoge BNamericas, que existe un importante coste político y que se requiere un consenso entre todos los partidos para hacer el cambio.

MANIFESTACIONES SOBR LA REFORMA

Días atrás, su asesor no acudió al debate mencionado, la ex presidenta Michelle Bachelet, manifestó que ella está a favor de la creación de una AFP con titularidad del Estado.

A favor también se mostraron tres de los asesores presentes en el debate. En primer lugar, Andrés Solimano, asesor del candidato independiente de izquierda Marco Enríquez-Ominami, aseguró que es el momento para que el país se quite la camisa de fuerza de las AFP y construya un sistema estatal de pensiones. Éste coexistiría con los privados y se financiaría por el conjunto de los empleados, empleadores y el Gobierno. Así, señaló, habría una opción real de alternativa.
El aumento de la competencia fue el argumento que esgrimieron Alejandro Micco y Luis Felipe Céspedes, representantes del democratacristiano Clauidio Orrego y el ex ministro Andrés Velasco, respectivamente. Sin avanzar muchos datos, manifestaron su apoyo a un sistema que rebaje las comisiones y que amplíe el alcance de un sistema de licitación.

Por el lado contrario se pronunció el asesor del ex ministro, Laurence Golborne de Coalición por el Cambio, José Ramón Valente, se mostró poco partidario de una AFP estatal porque no encuentra, dijo, “justificación para ello”; expresó su temor de que una medida como esa haga que el Estado controle el sistema de las pensiones privadas.