El beneficio neto se obtuvo mediante los resultados técnicos y financieros, con mayor participación los resultados financieros los cuales expresaron un incremento en su ganancia equivalentes a un 15,5%, según indica el análisis, que constata que por su parte, el área técnica elevó su utilidad un 55,5%.

“Contribuyó a mejorar el resultado técnico de 2011, principalmente, la variación de reservas de retención situada en 57,67 millones la cual fue obtuvo una variación mínima de un 0,5% frente a la variación registrada en 2010, 57,3 millones, el incremento absoluto fue de 263.800 dólares. En segundo término contribuyeron los siniestros de retención, rubro que registró una dinámica del 11,7%, índice menor al que expresaron las primas retenidas, 12,5%, de esta forma bajó levemente la siniestralidad por cuenta propia de un 48,9% a un 48,5%”, se cita.

Además, el nivel de Solvencia general mejoró con respecto a 2010 (1,51), ubicándose en 1,58 veces, al incrementarse los Activos un 20%, mientras que los Pasivos experimentaron un incremento del 14,2%. La rentabilidad sobre el Capital pagado también mejoró, aunque ligeramente, al variar del 25% al 25,8% de 2011. En este particular el Capital se incrementó un 19,7%, mientras que las utilidades subieron un 23,6%.

COMPARTIR