“En el sistema cruzas información; si una aseguradora pagó el siniestro de algún automóvil, se analizan los datos con otras empresas de seguros y se puede detectar si el vehículo ya fue pagado por más compañías, entonces se descubre el fraude”, explicó Recaredo Arias Jiménez al diario ‘El Economista’. Sobre esto explicó que el sector busca realizar acciones que se repliquen en todas las compañías de seguros, como es el sistema realizado para detectar fraudes en el rubro de autos.

Recaredo Arias puso de manifiesto que si bien el sistema electrónico es nuevo y sólo se utiliza en el segmento de automóviles, se espera que a partir del próximo año se expanda a otros ramos, como por ejemplo, en los seguros de gastos médicos. Ya que este sistema “es nuestro, con información de las asociadas y en favor de éstas”, enfatizó Arias Jiménez.

Con el sistema de fraudes se busca detectar las estafas antes de que éstas se concreten. De hecho, según estimaciones de la AMIS, los segmentos donde se identifican el mayor número de fraudes son en los segmentos de autos y gastos médicos, en los cuales ya se proyecta la implementación del sistema antiestafas. “El número de estafas es un número negro, es difícil conocerlo”, detalló Recaredo Arias Jiménez.

Un ejemplo es que según los datos de SAS, empresa líder en Business Analytics, un 10% de los reclamos realizados ante las aseguradoras corresponde a fraude. Por otro lado, tal y como informa la consultoría Ernst & Young, en 85% de las estafas participa personal de las aseguradoras.

COMPARTIR