Los legisladores aprobaron una serie de cambios y adiciones para expedir la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas que, además, evite a toda costa “la descapitalización de las instituciones en el ramo”, esto, según recoge ‘Excelsior’, para redefinir la metodología de cálculo de riesgos, introducción del gobierno corporativo, transparencia, redistribución de facultades de los órganos reguladores, así como el procedimiento “claro y preciso de intervención de la autoridad”.

Ya el mercado asegurador se pronunció al respecto de esta ley. Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), explicó que entre las virtudes de la nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, van a quedar mejor protegidos los intereses de los consumidores. "Ahora todos los cálculos de capital y de reservas van a tener que ser con fórmulas mucho más desarrolladas, que permiten ir evaluando cuál es el capital necesario para cada uno de los riesgos que tiene una aseguradora, incluyendo los riesgos de mercado, de portafolio, de contraparte, por ejemplo, para los reaseguradores y el riesgo operacional".

COMPARTIR