La propuesta, anunciada públicamente por la presidenta Cristina Kirchner, recibió dictamen favorable en el Senado el martes pasado, con el apoyo del Frente para la Victoria (FpV) y del radicalismo. En cambio, el Frente Amplio Progresista (FAP) rechazó la norma y anticipó que presentará un dictamen de minoría de un proyecto propio. El bloque de senadores del radicalismo apoyó el dictamen, pero se quejó -al igual que los miembros del peronismo disidente- de no haber escuchado antes a representantes de la CGT y de la CTA, según informó ayer ‘El Liberal’.

Por esa razón, se ha convocado para este martes al jefe de la CGT, Hugo Moyano, y al titular de la CTA, Pablo Micheli, con el objetivo de que expongan en el Senado su posición sobre el proyecto del Gobierno, un día antes de que llegue iniciativa. El oficialismo descuenta que contará con los votos necesarios para dar media sanción al proyecto en la sesión del miércoles 3 de octubre, dijeron fuentes del bloque oficialista.

El proyecto deroga la llamada “doble vía”, o sea, la posibilidad actual de cobrar la indemnización tarifada de la ART y de reclamar a la vez un resarcimiento mayor ante la Justicia laboral, si el trabajador o los familiares la consideran insuficiente. Otro cambio importante es el hecho de que se transfiere el reclamo judicial de un conflicto del trabajo del fuero laboral al fuero civil. Al defender la iniciativa en la comisión de Trabajo del Senado, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, dijo que “el proyecto será bueno si la indemnización es buena y no se desactualiza en el tiempo, y si el dinero de la indemnización llega rápido al trabajador”, sostuvo el titular de la cartera laboral. A su vez, el jefe del bloque de senadores kirchneristas, el rionegrino Miguel Ángel Pichetto, consideró que el proyecto “tiene sentido reparatorio” porque “busca una retribución justa para el trabajador”, y opinó que “también es generador de empleo porque le da previsibilidad a las empresas”.

Desde el sindicalismo, el secretario general de UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación), Andrés Rodríguez, sostuvo que la iniciativa es un avance porque “hasta ahora no se beneficiaban ni los trabajadores ni los empresarios”.

COMPARTIR