Se trata de un día en el que empresas y ciudadanos de diversas partes del mundo están convocados a apagar la luz -entre las 20:30 y las 21:30 horas- con el objetivo de concienciar a la sociedad de que la actividad económica no debe perjudicar al medio ambiente. En esta iniciativa figura Fundación MAPFRE como empresa colaboradora y como empresas participantes están, entre otras, ALLIANZ, Fundación REALE, LÍNEA DIRECTA ASEGURADORA, MUTUA DE PROPIETARIOS, FÉNIX DIRECTO, GENERALI, CESCE y NATIONALE NEDERLANDEN.

En concreto GENERALI, como muestra de su compromiso con la eficiencia energética y la lucha contra el cambio climático, apagó los rótulos de sus oficinas más emblemáticas en Madrid y Cataluña, incluidas las de su sede central. Esta iniciativa se enmarca dentro de la apuesta de la aseguradora por minimizar su impacto medioambiental derivado de la producción de desechos, la emisión de gases de efecto invernadero o el consumo de energía, papel y agua.

Muestra de este compromiso es que el pasado año GENERALI redujo hasta un 20% el consumo de electricidad en su oficina de Hospitalet de Llobregat, tras sustituir las máquinas de climatización por otras más sostenibles. La Política Medioambiental de la compañía también refleja este compromiso con el entorno, así como su capacidad para fomentar comportamientos responsables entre sus empleados, socios y clientes. Gracias a los buenos resultados obtenidos en el cuidado medioambiental, así como en las medidas sociales y de gobierno corporativo, la compañía se encuentra entre las más sostenibles según el ranking de Corporate Knights.