El descenso está en la línea del registrado en el primer semestre, cuando la facturación bajó un 5%, y de nuevo responde principalmente a la caída en Vida, que ha sido del 9,69%, con primas en los nueve primeros meses por valor de 19.437 millones de euros.

La caída de los ingresos en el ramo de Vida ha sido más pronunciada en los productos de Ahorro (-10,59%) que en los de Riesgo (-3,8%). El ahorro gestionado en productos del seguro de Vida hasta septiembre se eleva a 155.579 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 2,36%. Respecto al cierre de pasado ejercicio, el sector presenta un aumento del 0,85% en el volumen de provisiones en Vida.

En cuanto a No Vida, los ingresos por primas totalizaron 23.471 millones, un 2,46% menos que el primer semestre de 2011, en línea con la tendencia observada tres meses antes. Dentro de estos, Autos continúa descendiendo, con una caída del 5,41% en sus ingresos, mientras que Mutirriesgos y Salud ‘salvan’ el periodo con incrementos del 0,13% y el 2,8%, respectivamente.

El resto de los ramos No Vida muestra una caída del 4,48%. Tal y como recuerda UNESPA, estos son los más estrechamente ligados a actividades económicas, industriales y comerciales, y en su comportamiento están reflejando “la gravedad de la crisis de esos sectores económicos”. Pérdidas Pecuniarias (-27,5%), Incendios (-16%), Caución (-11,6%) y Otros Daños a los Bienes (-10,9%) son los ramos más castigados. En positivo, destacan las alzas en los ingresos de Decesos (3,8%) y Asistencia (+2,6%).

 

COMPARTIR