Según las estadísticas del Instituto de Seguros de Portugal, la caída en la facturación ha sido más pronunciada en Vida, que baja un 13,6%, hasta 4.567 millones, mientras que en el conjunto de ramos de No Vida el descenso queda en el 3,4%, hasta 2.632 millones. Dentro de estos, se destaca la caída de la producción del 10,1% en Accidentes de Trabajo y del 4,9% en Autos, y la subida del 1,2% en Salud.

En estos nueve primeros meses del año, los costes de los siniestros han bajado un 24,2%, mientras que el resultado neto global del sector suma 441 millones. El ratio de cobertura del margen de solvencia queda, al cierre de septiembre, en el 254%.