En la póliza de seguros de vida de la actriz dice que la dueña de los derechos de las películas de Star Wars recibiría esa cantidad en caso de que la actriz se tuviera que ausentar o se viera impedida en concluir alguna de las tres películas que realizaría. Esta se consideraría la primera suma récord por indemnización de una aseguradora, de acuerdo a Insurance Insider.

Fisher había firmado un contrato por una entrega de tres películas más, la primera fue 'The Force Awakens', que se estrenó en 2015, la cual recaudó más de 2.000 millones de dólares (1.900 millones de euros) en taquilla.  La grabación del Episodio VIII ya estaba concluida en el momento del fallecimiento, sin embargo, aún quedaba pendiente el rodaje de la última entrega del contrato.