En total, se han liquidado 31.911 siniestros, donde las compañías más afectadas han sido RSA, LIBERTY y MAPFRE. La primera tuvo que afrontar al pago más elevado de la historia de Chile al desembolsar 532 millones de dólares a Celulosa Arauco. Sumando todos los siniestros, RSA realizó un desembolso de 1.8000 millones de dólares, según publica La Segunda.

La segunda entidad que más tuvo que pagar en siniestros fue LIBERTY que desembolsó 828,5 millones de dólares, aunque todavía tiene 26 siniestros pendientes de pago. A la americana le sigue MAPFRE que hizo frente a 683,3 millones. Entre las más afectadas por el terremoto están también CHILENA CONSOLIDADA, que desembolsó 639,7 millones, y CHARTIS que tuvo que afrontar un pago de 635,5 millones.

Tres años después del terremoto las aseguradoras que operan en Chile han afrontado la mayoría de los siniestros, pero todavía quedan 53 a la espera de pago. De éstos, 26 corresponden a LIBERTY, 19 a PENTA y otros 6 a BCI.