Según se desprende del análisis desarrollado por Enríquez López Peña, este desempeño se obtuvo tras un incremento del mercado de primas totales igual a un 9,85%, por su parte las primas retenidas registraron una tendencia menor, lo que significó una dinámica un 6,25%. Este informe se ha elaborado sobre la base de información estadística al 30 de junio publicada por la Superintendencia de Bancos de Guatemala (SIB), respecto al Sistema Asegurador de este país.

Por otro lado, sobre el incremento de la cartera incidieron los ramos de Incendio, Planes de Vida y Salud, creciendo las primas totales de estos ramos un 13,7%, un 12% y un 5,7% respectivamente. Por su parte, el ramo de Auto obtuvo un incremento del 3,86%.

En cuanto al área financiera, ésta presentó un aporte de 29,3 millones, la cual se incrementó un 7,75%, mientras que el área técnica participó con 20,5 millones de las utilidades totales, antes del I. R, subiendo este beneficio un 7,5% con respecto al mismo período 2013.

Por último, el área técnica aumentó su resultado en virtud de los factores siguientes, el incremento de las primas retenidas del 6,25%, permitió solventar los egresos de variación de reservas, siniestros de retención y gastos operacionales netos. No obstante, los siniestros de retención presentaron un desarrollo mayor al que obtuvieron las primas retenidas, 7.37%, lo que permitió que subiera levemente la siniestralidad de un 48.4% registrada al mes de junio 2013 a un 48,9% al mes de junio 2014.