El Grupo de Trabajo del Artículo 29, que pronto se convertirá en la Dirección Europea de Protección de Datos, es responsable de la elaboración de directrices en el marco del Reglamento. Las asociaciones, explican en su comunicado, acogieron con satisfacción  la posibilidad de dar su visión sobre las directrices, pero sostuvieron que los procesos de consulta del Grupo de Trabajo, que han tenido lugar hasta ahora con plazos de 30 días para responder, “son demasiado cortos”. “Para garantizar la transparencia y el éxito de las directrices, sugerimos un período de consulta de 8 semanas”, solicitan.

De la misma manera, consideran que las directrices no están en consonancia con el acuerdo de nivel 1. “Las directrices no son vinculantes, pero todavía pueden introducirse como requisitos obligatorios a nivel nacional. Por lo tanto, es importante que estas guías proporcionen claridad y ayuden a facilitar la aplicación y no menoscaben las disposiciones existentes de nivel 1 que se establecieron como parte de este acuerdo político”, reseñan las organizaciones.

Dado que el sector de los servicios financieros necesita recibir orientación en forma oportuna para prepararse para la entrada en vigor del Reglamento de Protección de Datos (la fecha límite es el 25 de mayo de 2018), las asociaciones firmantes piden al Grupo de Trabajo que elabora las directrices definitivas “lo más rápidamente posible”.

COMPARTIR