Los datos de evolución del sector en el Viejo Continente los publicó ayer Insurance Europe en su informe ‘El Seguro en Europa. Cifras clave de 2015’, que muestra que la penetración del seguro (medido en porcentaje de primas sobre el PIB) se redujo en 0,2 puntos porcentuales, hasta el 7,4%, con ratios que van desde el 0,9% en Letonia hasta el 11,4% en Finlandia.

De media, el gasto per cápita en seguros de cada europeo fue de 2.010 euros, en comparación con los 1.993 euros en 2014. En Vida, cada europeo gastó de media 1.223 euros, por los 574 destinados a productos de No Vida y los 207 euros a seguros de Salud.

El informe destaca, además, que las aseguradoras europeas pagaron en 2015 un total de 976.000 millones en indemnizaciones y prestaciones, lo que supone un aumento del 2% respecto a 2014. Los beneficiarios de seguros de Vida percibieron 649.000 millones, ya fuera en pagos en forma de capital o de rentas, experimentando dicha cifra un aumento del 1,7% anual. La prestación media per cápita en Vida fue de 1.088 euros.

Las indemnizaciones en No Vida totalizaron 222.000 millones (+2,3%), mientras que las compañías de Salud cubrieron costes por valor de 101.000 millones (+4,3%).