Sánchez mencionó también que, respecto a canales de distribución, las cifras estimadas apuntan a un retroceso de tres puntos de la cuota de de mercado de bancaseguros (hasta el 38,2% en 2012) en beneficios de agentes (25,2%) y oficinas (15,5%). El canal corredores también sube ligeramente hasta el 16,3%, y los canales directos, aunque todavía minoritarios, ganan peso en No Vida.

Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), manifestó que el perfil económico para este año no será muy distinto al de 2012. Trasladó a los asistentes al encuentro una previsión de retroceso del PIB este año en España del 1,8% (1,4% estimado para 2012). Explicó que el riesgo de quiebra del sistema bancario parece haber desaparecido; la presión sobre el riesgo de deuda soberano se ha atenuado, pero no se ha eliminado (“la mejoría en los mercados de bonos que hemos visto en las últimas no es definitiva”, insistió); y el riesgo de recesión “apenas ha cambiado”. El cuadro nacional que se dibuja (tasa de paro cercana al 27%, repunte de la morosidad hasta el 11% o consumo del ahorro histórico por el decrecimiento de la renta disponible) “no favorece la recuperación”. Además, el comportamiento de los clientes de España en el exterior, principalmente la UE, no es muy halagüeño (la previsión para la zona euro apunta a un crecimiento cero en 2013).

LARGO RECORRIDO EN VIDA

La segunda parte de la jornada ofreció la visión de diferentes directivos del sector sobre el posible comportamiento de los grandes ramos durante este año. Eugenio Yurrita, consejero delegado de BBVA SEGUROS, destacó el “largo recorrido” para el mercado de ahorro. Iniciado el ajuste en el sistema público de pensiones, “la clave ahora es la concienciación de la ciudadanía de que es necesario diferir consumo presente hacia ahorro previsional de futuro”, señaló. Se le ha de transmitir a los poderes públicos de que han de continuar con las reformas en el ámbito previsional, y las aseguradoras tiene que reafirmar y poner en valor los atributos de los seguros, “explicar a los cliente -remarcó- lo bueno que son nuestros productos”, tanto de Ahorro como de Vida Riesgo. Para desarrollar este papel, concluyó Yurrita, el sector pide estabilidad regulatoria” e incentivos fiscales (“es muy difícil”, indicó respecto a esto último, que se den en 2013, “pero es un tema que tenemos que poner siempre sobre la mesa”).

Francisco Marco, vicepresidente-consejero delegado de MAPFRE FAMILIAR, anticipó que el seguro de Salud va a crecer en 2013, aunque seguirá la desaceleración de los últimos años, principalmente por la modalidad de Subsidio. A favor del desarrollo del ramo juega la situación de la sanidad pública (“esta no mejora aunque mejore la crisis”, afirmó) y el hecho de que el 70% de la población no tiene seguro de Salud. “En MAPFRE somos optimistas y apostamos por Salud”, expresó Marco, que destacó el “enorme” potencial de venta cruzada ente sus clientes (seis millones de sus clientes no tiene seguro de Salud).

AUTOS, DE NUEVO EN NEGATIVO

En su análisis de los seguros Multirriesgo, Andrés Romero, subdirector general de SANTALUCÍA, advirtió de los riesgos de las “estrategias del precio por el precio”. “El precio -remarcó- no puede llevarnos a una renuncia de la cobertura; o se ofrece calidad o no hay punto intermedio”. Señaló que la eficiencia “lo es todo”, y sobre el cliente, destacó que “exige calidad”. “Es imprescindible situar al cliente en el centro del negocio”, concluyó.

Las expectativas para el seguro de Autos fueron finalmente presentadas por el presidente de GRUPO PELAYO, José Boada. Se atrevió a pronosticar una caída de la facturación para este año de entre el 3% y el 5% Continuará la bajada de la prima media de cartera, y habrá una similar presión publicitaria. Se esperan nuevos descensos de las ganancias, y será necesario seguir controlando los gastos. En 2013, concluyó Boada, “la clave estará en la fidelización de la cartera”.

COMPARTIR