A su juicio, un trabajador de 35 años con un salario de 6.000 pesos (458,6 dólares) puede hacer frente al pago quincenal de 100 pesos (7,6 dólares) por una cobertura de vida con una suma asegurada de entre 400.000 (30.575 dólares) y 450,000 pesos (34.397 dólares). "De acuerdo con datos del Inegi, en México hay 1,5 personas que trabajan por cada familia, si uno de ellos fallece de manera abrupta, toda la familia experimenta una crisis financiera, pues los gastos funerarios son lo de menos, el problema es que los gastos fijos cotidianos quedan sin cubrir. Ahora mismo, en el país hay 7 millones de pólizas de seguro de vida, pero, sin embargo, en realidad sólo hay alrededor de 5 millones de mexicanos con una cobertura en caso de fallecimiento.

Suponiendo que esos 5 millones de mexicanos pertenecieran al grupo de 18 millones de asalariados, estaríamos hablando de 13 millones de personas que tienen capacidad de tener un seguro de bajo costo con una suma asegurada que haría la diferencia para los familiares. Es un mercado que las grandes compañías no están atacando activamente", señaló Escartín.

En otro ámbito, al directivo se le preguntó en la rueda de prensa sobre la adopción del marco regulatorio Solvencia II en México, sobre lo que indicó que existe una regulación efectiva para evitar riesgos de capital en las aseguradoras, por lo que una adopción anticipada “podría implicar un riesgo de sobrerregulación. Aún en Europa no han logrado consensar cuáles serán las nuevas normas, y en México ya existen estándares apropiados de capital; modificarlos sería precipitado y prematuro. Hoy estamos perfectamente regulados, no tenemos por qué buscar una sobrerregulación adicional, que en realidad lo que haría sería, por un lado, generar mayores requerimientos de capital para las empresas, pero, por otro, frenar el crecimiento del sector”. Recordó al respecto que en 25 años no ha habido un solo problema de insolvencia en el país.

En un plano más concreto, detalló que su firma, ARGOS AEGON, cuenta con 2 millones de asegurados en México y que prevé cerrar 2012 con primas emitidas superiores a 2.200 millones de pesos (168,1 millones de dólares), de los cuales 1.000 millones (76,4 millones) correspondería a seguros de vida individual. Ello representaría un crecimiento de entre el 2% y el 3% respecto al año pasado, porcentaje que se elevaría al 20% en el rubro individual.

Para 2013, la aseguradora prevé un crecimiento del 30% en ventas de seguros.

COMPARTIR