“En general, es un instrumento muy adecuado para garantizar coberturas complementarias a las prestaciones del sistema público de pensiones, ya sean de viudedad o invalidez o garantizar rentas complementarias a la pensión pública mediante la canalización del ahorro periódico a largo plazo o mediante la trasformación del patrimonio acumulado en rentas vitalicias”, señala

No obstante, a corto plazo, la evolución del ramo de Vida parece que seguirá muy supeditada a la coyuntura económica. “En 2013 No esperamos grandes crecimientos. La situación económica no lo permite, pero tampoco son de esperar retrocesos significativos. Creo que será un año de consolidación en este ramo tras varios años de evolución continuada muy superior a la de otros instrumentos de ahorro previsión”, apunta.

Las cifras logradas por la entidad en el último año “son el resultado de una apuesta decidida de Ibercaja por los seguros de Vida como instrumento de ahorro previsión”. En particular desata la evolución en PIAS, “uno de nuestros productos estrella”. “Tenemos una cuota del 18,9% por patrimonio asegurado y del 16,4% por asegurados. En 2012, el 93% de la red (más de 1.000 oficinas) de Ibercaja había formalizado, al menos, un PIAS al mes”, y anticipa: “Seguiremos apostando por el ahorro sistemático y por las rentas vitalicias y temporales”.

En planes de pensiones, concluye Galán, “nuestro secreto para capear el temporal en materia de planes de pensiones es: asesoramiento al cliente (individual o de empleo) y apuesta por la rentabilidad de nuestros fondos”.

Conozca cómo suscribirse a 'Actualidad Aseguradora'