“Estamos en un proceso de cultura, el seguro de Vida representa 0,83% del PIB nacional, lo que quiere decir que estamos por debajo de países como Brasil, Chile y Panamá, cuya penetración es por arriba de 1%”, resaltó el ejecutivo después de otorgar el Premio Nacional de Vida y Gastos Médicos a los agentes de seguros, en información recogida por ‘El Economista’. Además, reveló que el seguro de vida representa 40,9% del sector asegurador, y que el ramo en su totalidad representa el 1,95% del PIB. Además, destacó que durante 2013 el sector creció un 10,5%, mientras que la economía mexicana lo hizo un 1,1%.

Por su parte, el número de primas de Vida crecieron un 12,5% en el tercer trimestre del pasado año respecto al mismo periodo de 2012, de acuerdo con los últimos informes de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). En cuanto a las primas individuales, éstas aumentaron un 17,7% y las primas grupales crecieron un 3,8% en comparación con el tercer trimestre de 2012.

OPORTUNIDAD PARA CRECER

Miguel Ángel García hizo hincapié en que en el país el rango de edad que registra el mayor número de asegurados individuales de vida es entre 30 y 50 años, con 4 millones de personas, y alrededor del 45% es de clase media. El pasado mes de marzo de 2013 en México había 7,8 millones de asegurados en el rubro de Vida, lo que representa 16% de la Población Económicamente Activa (PEA), esto refleja, asegún el directivo, que existe una amplia oportunidad de que las aseguradoras crezcan en este nicho.

“Uno de los retos que enfrenta el sector es la percepción del público, pues no confían en los intermediarios o en que las compañías no les paguen, por lo que diversos órganos impulsarán programas que difundan los beneficios del seguro”, concluyó el vicepresidente de AMASFAC.