La aseguradora será elegida mediante una convocatoria pública. Además, un Consejo directivo (con representantes de los periodistas, directivos de los medios y del Estado) hará un seguimiento y fiscalización al manejo del dinero. El director ejecutivo de la ANP, Juan León, en una entrevista telefónica con ‘La Razón’, advirtió que se debe hacer un seguimiento al trabajo de dicha financiera. “Hay que ver en qué condiciones se hace la adjudicación, cuáles son las garantías que se le pide a esta empresa y quién ha de ser el que adjudique”.

León recordó que la ANP no está en contra de pagar el seguro y que la preocupación mayor de la Asociación es que el seguro sea una medida sostenible en el tiempo y que colabore a los trabajadores del gremio. Los trabajadores de medios de comunicación en Bolivia, según la ministra Dávila, son aproximadamente 7.000 y todos podrán acceder a este beneficio. El seguro está destinado a las familias de los periodistas, aunque éstos hayan fallecido o hayan sufrido severas lesiones en actividades que no necesariamente estén ligadas a su profesión.

COMPARTIR