Ante estos errores y con la intención que no se vuelva a producir la falta de protección indicó que contar con un seguro adecuado para estos cultivos será un proyecto “estratégico y necesario” para su Ministerio. Concretamente, ha dicho que “trabajamos para tener una granja con el 100% asegurado”. Añadió que tener una cultura del seguro “es más barato para la sociedad, más barato para los recursos públicos y más seguro para los productores”.

En esta ocasión, el lucro cesante no estará cubierto por el acuerdo de Seguros, aunque el político indicó que se va a ayudar tanto a aquellos agricultores que contaban con una póliza como a aquellos que no tenían contratado ningún seguro en vigor.

AYUDAS EN LA CONTRATACIÓN DE SEGUROS
Entre los anuncios, Aguerre señaló que el Gobierno ayudará con el coste de la póliza a los agricultores. Anunció que para los que tengan menos de 10 hectáreas tendrán su seguro cubierto, hasta 40 hectáreas se les ayudará con el 70% y con el 35%, como hasta ahora, para los que cuenten con producciones de más de 40 hectáreas.

Mencionó el ministro que desde la Ley de Granja de 202 los campos uruguayos de producción de frutas y hortalizas han pasado de tener 500 hectáreas aseguradas a las 1.600 de hoy, aunque lejos el objetivo que se sitúa en las 6.500 hectáreas.

Finalmente, según los datos recogidos hasta la fecha, los afectados son alrededor de 950 productos (800 fruticultores y 150 horticultores) que cultivan unas 3.800 hectáreas.