El crecimiento viene motivado por la subida en un 10,9% de las primas de Vida, hasta 7.391 millones (con un destacado comportamiento de los seguros de Ahorro), que permite compensar el retroceso del 2,9% en el conjunto de No Vida, cuyos ingresos quedan en 8.289 millones.

El ahorro gestionado en productos del seguro de Vida durante los tres primeros meses del año se elevó a 158.599 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 2,33% y del 1,43% desde enero.

En cuanto a No Vida, los seguros de Salud logran ‘mantener el tipo’, con un incremento de su facturación del 1,42%. Por el contrario, Autos desciende un 6,93%, y Mutirriesgos también se contrae, un 2,2%. Desde UNESPA se apunta que el resto de los ramos de Seguros Generales, dada su vinculación a la actividad económica, industrial y comercial, “están reflejando el impacto de la crisis de esos sectores económicos”. Con total, el resto de No Vida baja un 1,7% su facturación en primas.

Dentro de estos últimos, cabe reseñar el incremento del 9,2% en Decesos, y la recuperación de Pérdidas Pecuniarias (+3,8%). También en positivo queda Transportes (+0,11%). Entre los ramos con evolución negativa en el trimestre, Defensa Jurídica ha visto caer un 11% su facturación en primas, y Responsabilidad Civil cae un 8,53%.