Uno de los principales elementos que conforman la modernización del marco regulatorio en materia de seguros y fianzas contenido en la Ley está relacionado con el fortalecimiento del esquema de solvencia en lo que se refiere a sus requerimientos cuantitativos, vigentes a partir del 1 de enero de 2016. Lo anterior estableció que las instituciones de seguros y de fianzas deberían presentar por primera vez los nuevos Reportes Regulatorios para fines de supervisión con información correspondiente al primer trimestre de 2016. Por ello, destacó, "es importante tomar en consideración que los resultados obtenidos bajo la nueva normativa, fundamentalmente en lo que respecta al nivel de las reservas técnicas y del Requerimiento de Capital de Solvencia, la cobertura de la Base de Inversión y la determinación de los Fondos Propios Admisibles, no serán necesariamente equivalentes con los resultados obtenidos bajo la regulación anterior".

La Comisión agregó que al cierre de marzo de 2016, la operación de Vida que representa la mayor participación en la composición de la cartera (45,4%) registró un crecimiento real de 25,7%. Por su parte, los seguros de pensiones derivados de las leyes de seguridad social presentaron un decremento real de 21,1%, mientras que la operación de Accidentes y Enfermedades mostró un incremento real anual del 7,8%. Por su parte, la operación de Daños experimentó un crecimiento real de 10%; en la evolución particular de la operación de los seguros de Daños, al cierre de marzo de 2016, destaca por su participación en la cartera, el crecimiento real de 13,7% del ramo de Automóviles.