Es una de las conclusiones del foro ‘La utilidad del Mapa de Riesgos en el contexto del ERM (Enterprise Risk Management): Etapas, actores, claves y obstáculos’, celebrado el pasado jueves por AGERS y cuyas intervenciones de los ponentes y conclusiones resume la asociación en un boletín que acaba de editar.

El acto congregó a cerca de 60 profesionales del sector de la gerencia de riesgos y seguros, en un foro en el que se analizó el mapa de riesgos de una manera práctica. Los participantes también coincidieron en que la gestión del riesgo es una actividad obligatoria y necesaria en el seno de todas las organizacioney que tiene que estar ubicada en el máximo órgano de responsabilidad de las empresas, es decir, en el Consejo de Administración.

Asimismo, se comentó que con objeto de la necesaria modelización de probabilidades y el cálculo de las exposiciones por la vía actuarial, deben definirse junto con la pura exposición de riesgo los riesgos inherentes que actúan para tal impacto, por ejemplo, los riesgos catastróficos, la amenaza terrorista o imposibilidad de accesos o de viajar a las localizaciones. Combinados o en solitario, su estudio será la base de la creación de cualquier solución, se concluyó.

COMPARTIR