Carlos Carrera, de Procrearte, señala que “es una ley necesaria e inteligente. Necesaria porque la esterilidad afecta a mujeres de todo el país, sin distinción de clase social, lo cual hace que sin esta ley solo algunas puedan verse favorecidas para lograr un embarazo. Es inteligente porque está comprobado científicamente que las probabilidades de fertilidad decayeron en los últimos años aunque dependerá de cómo sea instrumentada para que se lleve a cabo en todos los niveles», afirma.

RESPUESTA DE LA SANIDAD PRIVADA

Por su parte, los seguros médicos privados han anunciado que acatarán la ley pero manifestaron su preocupación con la norma: “no fuimos en ningún momento consultados. Es una falta de responsabilidad de los legisladores aprobar la incorporación al Plan Médico Obligatorio si no está asegurado su funcionamiento», dijo Federico Díaz Mathé, director ejecutivo de CIMARA (Cámara de Instituciones Médico Asistenciales de la República Argentina).

Por otro lado, Hugo Magonza, titular de ACAMI (Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas) ha advertido que esta ley implica un costo que alguien debe asumir. Indicó que “cuando la ley dice que la Seguridad Social y las prepagas lo cubrirán, no debe olvidarse que una se financia con los salarios y las otras con las cuotas de los afiliados», puntualizó.