Detalla que, en términos de PIB en España, los productos de ahorro privado representan el 10% del PIB, mientras en Irlanda representan el 50%; en el Reino Unido, el 100%; y en Holanda, el 160%.

“Nuestro segundo y tercer pilar son prácticamente inexistentes”, lamenta; “Hay que construirlos y es algo que está dicho en el pacto de Toledo, un pacto que tuvo el consenso de la práctica unanimidad del Congreso”, remarca.

Apunta, por otro lado, que pese a la inestabilidad política actual, “en general las noticias son buenas” y España “está saliendo de la crisis desde una perspectiva macroeconómica”. “Desde nuestra perspectiva como sector asegurador justo lo que tenemos que estar es preparados para este cambio de ciclo. Ahora se va a gastar más y estaremos en unas tasas de ahorro entre el 7% y el 9%, justo cuando deberíamos continuar en el ahorro porque hay que afrontar una bajada de las pensiones. Estimamos que las bajadas en cómputo global de las pensiones en 2027 será de un entorno del 30%. El ciudadano tiene que ser consciente de esto para tomar decisiones correctas”, concluye.