“A corto plazo, el sector tiene una agenda muy concreta, la implantación de Solvencia II en 2016. Garantizará aún mejor si cabe las coberturas a los asegurados”, indica. A medio y largo plazo, “el sector tiene el reto de conocer y entender y dialogar con sus clientes”. “En este sentido, marchamos muy por detrás de otros sectores, y claramente por detrás de la banca”, añade.

De cara a futuro, observa también una “oportunidad clara de desarrollo” para el sector: “Hay riesgos tradicionalmente cubiertos por el sistema público para los que desafortunadamente, por la evolución de la población y la incapacidad de hacer frente a ellos al mismo nivel, los ciudadanos tenemos que buscar cobertura en los seguros privados, como las pensiones o los seguros de Salud, ya sea de contratación individual o través de la empresa en al que se trabaja”. Otra oportunidad es la cobertura de “riesgos hasta ahora desconocidos” (medioambientales, responsabilidades civiles, regulatorias, sociales corporativas). “Las entidades de seguros hemos de saber dar respuesta en su cobertura a estas nacientes necesidades”, apunta.

Sobre su compañía, destaca, “hemos hecho de CASER una de las entidades líderes del sector, originalmente identificada –y con orgullo- como la compañía de las cajas de ahorros, con identidad propia, al mismo tiempo que con igual presencia y reconocimiento de la Mediación aseguradora, en la venta directa y en la calle”.