Según el informe de la agencia, las aseguradoras No Vida “continúan sacando partido de sólidas redes de distribución que animan a la lealtad del cliente y garantizan que el mercado continúe generando beneficios de las pólizas”. Sin embargo, matiza, “las aseguradoras españolas podrían enfrentarse al empeoramiento de los resultados técnicos ya que compiten en precios. Las aseguradoras están bajo presión para ofrecer precios competitivos, ya que la problemática posición económica del país disminuye la demanda de coberturas y los gastos de los hogares siguen estando bajo presión”.

El informe explica que la frágil situación económica y financiera por la que atraviesa España ha hecho que el mercado de seguros No Vida sufra una contención de la demanda de pólizas. Sin embargo, mientras que el mercado de los seguros de No Vida en España es rentable, el sector se enfrenta a desafíos importantes en el caso del deterioro de la solvencia soberana de España y los continuos desarrollos negativos relacionados con la crisis de la deuda soberana de la zona euro.

EL MERCADO ESPAÑOL ESTÁ SATURADO

Sam Dobbyn, director adjunto de análisis, comenta: “Continuamos preocupado por las perspectivas de los bonos del Estado españoles y la deuda de las entidades financieras, que se han visto perjudicados por el deterioro de la coyuntura económica y financiera. Aunque no creemos que se llegue a una situación de impago de los bonos del Estado españoles, cualquier depreciación material tendría consecuencias considerables para la capitalización ajustada al riesgo del sector No Vida”.

El informe explica que los precios en todo el mercado español tienden a estar bajo presión, lo que refleja la historia favorable de pérdidas del mercado y el panorama competitivo. Yvette Essen, autor del informe y director de investigación la industria para Europa y mercados emergentes, apunta: “El mercado español está saturado, con más de 100 compañías de seguros No Vida, donde las 10 mayores compañías controlaban el 38% del mercado en 2011. En ciertas líneas de negocio, como la de los seguros de responsabilidad civil, la competencia es feroz; pero, en general, aunque los aseguradores sobreviven con un bajo rendimiento de la inversión, el mercado de seguros No vida continúa siendo uno de los más rentables de Europa”.

COMPARTIR