Según los datos que ha dado a conocer Fasecolda (Federación de Aseguradores Colombianos) al cierre del tercer trimestre de 2012 la industria aseguradora registró primas por 11,6 billones de pesos (6.359 millones de dólares). Este comportamiento está influenciado principalmente por los seguros de Automóviles, Vida Grupo, SOAT, Incendio, Riesgos Laborales y Previsional.

Desde la Federación destacan que a pesar de que el crecimiento del seguro de automóviles fue de sólo el 9%, éste sigue siendo de los que más contribuye dentro de los ramos de daños por su tamaño (un 13% del total de la industria). El comportamiento del ramo se explica principalmente por la disminución de la venta de vehículos nuevos, así como una leve caída en el valor promedio de las primas de seguros. De acuerdo con las cifras reportadas por las compañías de seguros, a septiembre de este año 1,9 millones de vehículos contaban con un seguro voluntario de automóviles, lo que representa un 4,4% más en el número de automotores asegurados que en el mismo mes del año anterior. Las cifras indican que sólo el 30% del total del parque automotor del país cuenta con este seguro.

De acuerdo con los datos reportados por las entidades aseguradoras a la SFC, en los ramos de incendio y aliadas, se evidencia un aumento del 18% en el número de asegurados, en igual porcentaje que el crecimiento nominal de las primas. Por su parte, en relación a los seguros de personas, los ramos de Vida Grupo y Salud son que aportan en mayor medida al crecimiento de este segmento. Vida Grupo, que es el segundo ramo de mayor participación en la industria, presentó un crecimiento del 21%, asociado principalmente a la dinámica de la cartera crediticia así como a los niveles de empleo del país.

Por su parte, la producción en las pólizas de salud se incrementó un 13% con respecto al mismo periodo del año anterior y debemos destacar que este tipo de productos contribuyen a liberar recursos del sistema público, ya que sus consumidores los utilizan como sustitutos del POS.

Por último, el SOAT creció un 15%. Desde Fasecolda recuerdan que a partir del próximo 1 de noviembre la papelería de este seguro incluirá dos nuevos cambios: el logo de la campaña Inteligencia Vial, y la actualización de la información de las cobertura de amparos por víctima. Dentro de los ramos de seguridad social se destaca el crecimiento del 19% en el ramo de Riesgos Laborales, el tercer ramo más importante en producción de la industria aseguradora. A septiembre, se reportaron 8.5 millones de afiliados al sistema, con un aumento importante de trabajadores afiliados a los sectores de minería y construcción.

CRECEN MÁS LAS RECLAMACIONES QUE LAS PRIMAS

A septiembre de 2012 el pago de reclamaciones en la industria creció a ritmos mayores que las primas, sobrepasando los 5,3 billones de pesos (2.905 millones de dólares), influenciado principalmente por los pagos en seguros previsionales y rentas vitalicias de Ley 100 de la Seguridad Social. En daños, los ramos que más contribuyeron en los siniestros pagados fueron Automóviles, Incendio e Ingeniería, seguidos de Vida grupo y Salud.

El buen comportamiento de los rendimientos financieros registrados a septiembre de 2012, originado en el mejor desempeño de los precios de las acciones (el IGBC aumentó un 11%), permitió al sector asegurador compensar el deterioro del resultado propio de la operación (resultado técnico) y cerrar septiembre con utilidades por 880.000 millones de pesos (482,4 millones de dólares).

El sector asegurador se enfrentará a varios retos en el último trimestre del año. Desde Fasecolda destacan que la reforma tributaria es de especial interés, en particular para lograr que se incentive la adquisición de pólizas de salud, con una disminución del IVA. Asimismo, la industria trabaja para ofrecer el seguro agrícola, proyecto en el que se han logrado avances importantes en materia de subsidios al productor para garantizar la protección de sus cultivos.

Fasecolda trabajará con la recientemente creada Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, en los temas relacionados con la reducción de la vulnerabilidad del Estado ante desastres naturales. En materia de regulación, se continuará trabajando en el proyecto de decreto sobre las reservas técnicas de la industria, lo que permitirá contar con un sector asegurador más fuerte y sostenible. El gremio seguirá siendo una fuente de consulta técnica en los principales temas económicos y de seguros para brindar mayor protección a los colombianos.