En cuanto a las proyecciones, explica que “el sector de los seguros es un termómetro claro de la economía. Cuando la economía de un país crece, se requieren más seguros, que es lo que ha pasado. Por ejemplo, hace algunos años creció el sector automotor y por ello se demandó más seguros; también el Gobierno impulsó el sector de la construcción y creció a través de las fianzas (un ramo específico del servicio asegurador)”. En términos generales, el sector crecerá un 10% al cierre de 2013; el ramo de seguros de vida ha sido el que más crecimiento ha experimentado”, apuntó el presidente de Fedesg.

Sobre el proceso de liquidación que han registrado algunas empresas, explicó que “no es un problema sistémico. Podría llegar a ser un problema particular de las compañías afectadas, pero tajantemente digo que no es un problema del sistema. Por el contrario, el sistema se presenta con un patrimonio adecuado, que es la manera de medir cómo anda el ámbito de los seguros”. Para Cordovz, lo que importa es el nivel de satisfacción de la gente, “eso nos hace ver si cumplimos o no nuestro papel. Tampoco es garantía que con la nueva normativa, una firma grande no tenga problemas y tampoco es una certeza que con estos cambios las pequeñas van a tener problemas. El asunto es cómo nos preparamos para enfrentar lo que venía. Es una realidad lo que pasa en el país y le puede afectar a empresas grandes, medianas o pequeñas”, apuntó.

En este sentido, explicó que la alternativa para las compañías pequeñas es que se debe promover la fusión de éstas, lo cual está permitido. “Promovamos esa fusión, pero ¿cómo promoverla? Que las fusionadas sumen un patrimonio interesante; que al menos, el 80% del personal se mantenga y que ojalá la mayoría sea ecuatoriana. A cambio de una especie de mora o transición tributaria”.