El sector de las corredurías continuó, en el año 2007, con la tendencia al crecimiento observada en ejercicios anteriores, con una mejora generalizada de los ingresos, los resultados y la liquidez, y el mantenimiento de la solvencia del conjunto del sector. Es la principal conclusión de la nueva edición del ‘Estudio sobre el Estado Económico-Financiero de las Corredurías Españolas’, que un año más acaban de lanzar INESE, la División de Seguros de RBI, e IMAF.

Este trabajo, desde una perspectiva de análisis individual de los datos que las corredurías presentan en el Registro Mercantil, permite abordar los grandes temas a los que se enfrentan las empresas independientes de distribución de seguros. Este año, el número de corredurías analizadas asciende a casi 1.000, y los datos estudiados corresponden al balance y cuentas de resultados del año 2007, último ejercicio disponible.

La edición actualizada del informe permite observar que, de nuevo, se produce un importante crecimiento de los ingresos en el sector, superior al 12,8%, con un aumento del 11% de los ingresos de explotación. Sin embargo, a diferencia de los sucedido en años anteriores, este comportamiento muestra una caída de los ingresos vía rápeles y asesoramiento a clientes, en línea con la Ley de Mediación.

El buen comportamiento de los resultados de las actividades ordinarias y extraordinarias justifica, no obstante, el incremento de los resultados antes y después de impuestos. En cuanto a la evolución de los costes, los gastos de explotación crecen un 7,2%, con un aumento del 4,4% en la partida de gastos de personal.

El estudio de INESE e IMAF, que alcanza este año su sexta edición, consta de 3 partes. En una primera, se ofrece un análisis sectorial, a 31 de diciembre de 2007 y la evolución 2003-2007. La segunda parte del informe presenta varios rankings de corredurías en función de las principales magnitudes y ratios, incluida una clasificación de valoración del negocio. Para completar el trabajo, se incorporan fichas resumen  con el estado económico-financiero de cada correduría y su posición respecto al resto.