La siniestralidad directa es alta, marcada por pérdidas de cosechas y severidad en el ramo de incendio. En tanto, la siniestralidad retenida viene manifestando una favorable tendencia, con ajustes positivos plenamente perceptibles. Las comisiones de intermediación son elevadas, en niveles promedio del 20% sobre las primas, afirma la agencia.

El reaseguro aumenta su importancia, así como la exposición a riesgos con algún sesgo catastrófico. Con todo, la tasa de retención de la industria no baja del 76%. Los gastos de producción y de explotación representan el 54% de la prima retenida neta, índice bastante constante a través de los años, apunta el informe. En cuanto a las protecciones de reaseguro de la industria paraguaya, se basan en reaseguros proporcionales y en excesos de pérdida, estos últimos bastante comunes. Feller Rate estima que en este periodo la industria paraguaya de seguros transfirió unos 25 millones de dólares netos, logrando cubrir las pérdidas globales reportadas por el reaseguro durante el periodo anterior. El retorno de inversiones sigue siendo relevante, ingresos que son parte del ciclo asegurador y seguirán colaborando a fortalecer el patrimonio de la industria.

Asimismo, la inversión inmobiliaria se puede transformar en una atractiva actividad financiera. Asunción está enfrentando un fuerte desarrollo de este sector. Con la expansión de las ventas el crédito asegurado ha ido aumentando siendo un importante generador de caja e ingresos financieros, recoge el informe.

SOLVENCIA SÓLIDA

La solvencia global del sector se mantiene sólida y en línea con las exigencias regulatorias. El índice de representatividad del activo (patrimonio a activo total), alcanza al 37%, en tanto que la liquidez medida en régimen es satisfactoria. Evaluados en su conjunto, los indicadores de solvencia reflejan que existe capitalización suficiente para soportar la tendencia del crecimiento de negocios.

Este sector refleja una creciente relevancia de los seguros de vida, caracterizados por pérdidas acotadas y estables. La industria de seguros debiera tender a su consolidación con el desarrollo de nichos y de modelos de negocios innovadores.

El desarrollo de una oferta innovadora es parte del progreso que las aseguradoras comprometen y que fortalece la representatividad de la industria en el quehacer económico del país, apunta la agencia. Las fortalezas inherentes al perfil de la industria son amplias. Entre ellas, “un marco regulatorio sólido y comprometido, reservas patrimoniales satisfactorias en relación a sus obligaciones de seguros y acceso al reaseguro internacional. No obstante, subyacen todavía algunos aspectos privativos de la industria aseguradora paraguaya que debieran avanzar junto con la innovación”.

Por último, destaca que el fortalecimiento de las estructuras de gestión y de cumplimiento, así como de los gobiernos corporativos, son mejoras que van en la senda de aumentar la trasparencia y reducir los conflictos de interés presentes en la gestión de una aseguradora.