Mientras tanto, el resultado agregado del mercado presentó una reducción del ritmo. En abril, en comparación con el mismo periodo del año anterior, el crecimiento fue del 8,8% y, en marzo, del 13,9%. Las cifras constan en la 8ª edición de Carta del Seguro, publicación de CNseg que analiza la coyuntura del sector en base a los datos divulgados por los órganos reguladores y los números de la economía.

De acuerdo con la columna escrita por el presidente de CNseg para la Carta del Seguro, a pesar de la dificultad de estimar tendencias duraderas a medio plazo debido al actual ambiente brasileño de incertidumbres y volatilidades, “ya se perciben resultados más prometedores en el voluminoso segmento de Automóviles, cuya recaudación de mayo a mayo creció un 9,2%; y en los persistentes tamos de Hogar, con un 11,9%, y de Crédito y Caución, con un vigoroso 61,4%”.

El economista Lauro Faria, otro colaborador de la publicación, también se muestra más optimista, apuntando a la posibilidad de un moderado, pero real, crecimiento de la recaudación del sector en 2017, y de la recuperación de los márgenes de beneficio a partir del segundo semestre.