El trabajo también refleja cómo el Seguro ha continuado afianzando su solvencia: el patrimonio propio no comprometido de las aseguradoras para hacer frente a los compromisos con sus clientes representa 2,8 veces el mínimo exigido por el supervisor (frente a 2,6 veces en 2011).

Para la elaboración de este informe, el Instituto de Ciencias del Seguro de Fundación Mapfre utiliza estadísticas y datos tanto de asociaciones sectoriales como de organismos oficiales. También recoge un resumen de las modificaciones legales que han entrado en vigor en el ejercicio de 2012, así como aquellas que se están tramitando.

El estudio incluye perspectivas para el ejercicio 2013, un año en el que pese a las incertidumbres, existen, según se afirma, “razones que pueden justificar un ‘moderado optimismo’ para el sector asegurador español”. De hecho, recuerda, “el volumen de primas durante los tres primeros meses de 2013 se ha incremento un 3,2%”.

ESPAÑA, 14ª POSICIÓN

El informe también recoge la situación del Seguro español en el entorno mundial. Así, revela cómo ha descendido dos puestos en la clasificación de los mercados aseguradores mundiales y se sitúa en la posición decimocuarta, habiendo sido superado por Taiwán y Brasil. En Vida, España se sitúa en decimosexta posición, igual que en 2011, y en No Vida mejora un puesto, hasta el decimosegundo lugar.

El informe revela que el gasto medio anual en seguros por habitante en España ascendió a 1.214 euros, con lo que mejora una posición, hasta la vigésimo cuarta, y que el sector asegurador representa el 5,5% del Producto Interior Bruto español.

Acceso al estudio ‘El mercado español de seguros en 2012’, elaborado por el Instituto de Ciencias del Seguro de Fundación Mapfre [pdf]