P.- ¿Cómo ve la edición 2012 de los Premios Solidarios del Seguro?

Mar Cogollos.- Como directora de la AESLEME, verifico que cada vez son más las asociaciones, tanto de España como de fuera, que presentan sus iniciativas y proyectos sociales, todas maravillosas y merecidas. Este año se han presentado a los Premios Solidarios un total de 224 proyectos, de 109 ONG distintas, de las que solo se han podido premiar 21, sin tener en cuenta los galardones al Medio de Comunicación, otorgado a Mediaset España, y al Personaje más Solidario de 2012, que ha recaído en el seleccionador nacional de Fútbol, Vicente del Bosque. Cada vez hay más asociaciones que optan porque alguna aseguradora elija su proyecto, ya que la situación económica actual hace que estas ayudas sean más necesarias.

P.- ¿Qué implicación está teniendo el sector en los temas solidarios?

Mar Cogollos.- El sector asegurador es uno de los grandes apoyos de asociaciones y ONG, pero también está sufriendo la situación y se ha notado en algunos aspectos, como es la disminución de ayudas o convocatorias, que en algunos casos se han llegado incluso a suprimir o posponer. El hecho de que hayan desaparecido muchas ayudas públicas y de la Administración ha influido en que la industria aseguradora encuentre más candidatos a recibir subsidios. Es una pena que muchas fundaciones, asociaciones u ONG no puedan dar continuidad a sus proyectos por la situación en la que nos estamos viendo involucrados.

P.- ¿Debería aumentar su aportación a este campo dado el actual entorno económico?

Mar Cogollos.- El sector asegurador siempre nos ha apoyado mucho. Es cierto que a veces disminuye la cantidad de aportaciones a los proyectos, aunque hay diferencias. Actualmente, hay muchas aseguradoras que han creado sus propias fundaciones para destinar parte de sus beneficios a proyectos sociales y esto hay que ponerlo como modelo, si bien las compañías que carecen de fundaciones también son solidarias con proyectos, a través de su RSC o de la puesta en marcha de ayudas alternativas, como la incorporación de personas con discapacidad a la plantilla, y estos modelos son un marco ideal, algo que además ayuda a mejorar la imagen corporativa de la entidad.
Si una aseguradora destina parte de sus beneficios a fines sociales mejora su imagen y revierte beneficios a la sociedad, a la que corrobora su papel de generador de bien social. Hay muchas maneras de ayudar a la sociedad a resarcir los daños, como hacen las aseguradoras a través de las coberturas de las pólizas; al final, buscan la solidaridad entre un grupo sometido a riesgos.
En definitiva, las aseguradoras pueden ayudar de muchas maneras: creando su propia fundación, destinando sus recursos a convocatorias de ayudas y las que no tengan ninguna de estas dos vías, a través de su RSC. Lo ideal también sería implicar a toda la empresa en este proceso; que estudie dónde quiere destinar los recursos implicando a toda la empresa de manera vertical, desde los clientes, empleados y colaboradores, hasta los mandos directivos.

P.- ¿Es mucha o poca la ayuda?

Mar Cogollos.- Ojalá pudiera ser más, aunque entendemos que son momentos de crisis para todos. Aún así, considero que podrían dar un poco más, dada la situación que esto les podría revertir: si hay más de 100 millones de lesionados, por poner un ejemplo, y yo le quito 5.000 gracias a nuestras iniciativas, esto revierte finalmente en la cuenta de resultados de la compañía.

UN AÑO DIFÍCIL

P.- ¿El año 2012 está siendo singularmente complicado para AESLEME?

Mar Cogollos.- Este año está siendo muy difícil. Es una pena que desde la AESLEME no hayamos ganado este año ningún Premio Solidario. Nos encontramos con una reducción del 30% de nuestros ingresos por lo que vamos a tener que llegar a menos personas y estamos reduciendo actividad y teniendo problemas para sacar ciertos proyectos adelante. También, porque hay menos recursos por parte de la Administración, como los de la obra social de Caja Madrid. Tampoco ha habido este año convocatoria de Premios de UNESPA, con quien colaboramos por cierto desde 1993… Estamos pasando un año difícil. Creo que podemos evitar muchas muertes y discapacidades a través de nuestros proyectos y concienciar a la población a través de nuestras campañas.

P.- Y ¿qué previsiones manejan para 2013?

Mar Cogollos.- No son buenas. Si con la situación actual, este año las previsiones han sido malas, no creo que en 2013 mejoren. Hay que intentar conseguir que la gente pueda ayudar con una colaboración más pequeña, pero tener más colaboraciones. Por ejemplo, con nuestro proyecto ‘Te puede pasar a ti’ ocurre que no puede llevar los logotipos de aseguradoras diferentes, lo que me supone tener que ‘trocear’ el proyecto por Comunidades Autónomas, para que cada aseguradora lo apoye en una diferente. Es importante mantener los proyectos y no hay que dejarlos de hacer, porque a ninguna generación deben dejar de llegarle las campañas de sensibilización. Tratamos de llegar a nuestros colectivos a través de las empresas.

COMPARTIR