Así se desprende del análisis realizado por el experto Enrique J. López Peña, y elaborado sobre la base de estadísticas publicadas por la Superintendencia General de Seguros (SUGESE), donde se detalla que este desempeño resultó tras la expansión de las primas totales del 12,7%, hasta los 1,046 millones dólares, y las primas retenidas un 9,5%, hasta 822.160 dólares. En el desarrollo que expresaron las primas totales se destacaron por su valor absoluto los ramos de: Vida, Automóvil y Gastos Médicos, con alzas del 27,1%, 8,8% y 30,4%, respectivamente.

El documento detalla que el resultado desfavorable registrado en el área técnica a diciembre 2013 se debió a un insuficiente incremento en las primas retenidas, para solventar el alto incremento del 38,8% de parte de los gastos operacionales, aumentando así el índice de gatos netos de un 31,8% a un 40,3%. Por su parte, los siniestros de retención se elevaron un 20,1%, lo que incidió en un aumento de la siniestralidad del 49,3% al 54%. “Ambos incrementos de primas en estos rubros contrastaron con la variación que obtuvieron las primas retenidas equivalentes a un 9,5%”, se concreta.

En 2013 operaron 12 compañías aseguradoras. Sobre éstas, el documento revela que en los resultados comparativos de la institución del Estado y las compañías privadas, el resultado de aseguramiento, en general, para el INS pasó de una utilidad técnica a una pérdida; en cambio, el resultado en el grupo de las aseguradoras privadas, consolidado, expresó una mejora, al pasar de una pérdida a un beneficio técnico.