“El rigor nos obliga a ser prudentes. El resultado no lo justifica todo”, sentenció. El deterioro parcial de fondos de comercio de las operaciones de aseguradoras se desglosa en 130 millones en Estados Unidos, 20 millones en Indonesia y aproximadamente la misma cantidad en Italia.

Huertas, por otra parte, destacó la capacidad del grupo de generar un beneficio operativo de 700 millones, “que sin ser espectacular -reconoció-, nos sitúa en la velocidad de crucero que ha tenido MAPFRE sin considerar los hechos extraordinarios de este y otros años anteriores”. “El beneficio es importante y, no siendo el mejor, es un buen resultado en las complejas circunstancias en las que ha sido generado”, y añadió que una vez que Brasil y Estados Unidos consoliden los cambios, "volveremos otra vez a dar un salto en los resultados".

En el lado positivo, se ha cumplido con el compromiso al accionista, como se ha hecho durante los tres años del Plan Estratégico (entre 2016 y 2018 se han destinado 1.341 millones íntegramente a accionistas en efectivo). MAPFRE ha ofrecido el pasado año una rentabilidad del 5,5% sobre la cotización media de su acción.

Las cuentas del pasado año reflejan, además, el impacto de las catástrofes. Si bien el impacto de 108 millones de 2018 por la frecuencia de riesgos catastróficos es inferior a los 184 millones de 2017, lo cierto es que es “relevante y superior a la media de los últimos años”. A ello se le suma el “brutal” efecto de la volatilidad de las monedas en mercados emergentes: 1.439 millones menos en primas, 34 millones menos en resultados y 103 millones menos en fondos propios. El coctel de malas noticas se ha completado con “inestabilidad en los mercados financieros, mucha volatilidad y subidas de tipos que no llegan”.

España, principal contribuidor del resultado

“Lo que va muy bien, sigue yendo muy bien”, afirmó el presidente del grupo en referencia a la evolución de la filial de Reaseguro y en particular al negocio en España. El mercado local está siendo el principal contribuidor de resultado, aprovechando la buena presencia comercial y la transformación lleva a cabo en el pasado. El resultado en España, en términos comparables a 2017, ha sido “brillante”, con 481 millones de beneficio neto, un 5,3% más al considerar extraordinarios.

A destacar la evolución de VERTI en España, que, si bien el crecimiento en primas se ha visto moderado, presenta 1,4 millones de beneficio este año. 

Más allá del efecto del cambio de divisas, destacó que prácticamente todas las operaciones crecen en moneda local; hay países, caso de Perú, que lo han hecho muy bien y se han logrado “mejoras relevantes” en México, Italia, Global Risks y Asistencia. A la espera de ver en el futuro los resultados de las reestructuraciones afrontadas quedan las actividades de Brasil y Estados Unidos.

Fernando Mata, director financiero del grupo, hizo un análisis con más detalle de las cuentas del pasado año. Reseñó que a tipos de cambio constantes el volumen de primas habría crecido un 2,1% (frente a la caída real del 4%) y puso en valor las magnitudes de ciertas unidades en cuanto a rentabilidad. Así, en cuanto a ROE, España, Reaseguro y Latam Sur presentan ratios del 12,3%, el 11,6% y el 11%, respetivamente. En ratio combinado, mejoran la media del grupo, que fue del 97,6% (0,5 puntos menos) Global Risks (91,9%), Iberia (93,8%), MAPFRE RE (96,1%) y Latam Sur (97,3%).

En el otro lado de la balanza, los efectos de la reestructuración se dejan sentir en las operaciones de Brasil (ROE del 5,3% y ratio combinado del 98,5%) y Norte América (ROE del 2,8% y ratio combinado en el 102,1%).

MAPFRE no alcanza a cumplir todos los objetivos financieros de su plan estratégico

El presidente de MAPFRE, Antonio Huertas, no solo hizo balance ayer de las cuentas, sino que además valoró el cumplimiento de las metas financieras del plan estratégico a tres años finalizado en 2018. Así, frente a la meta de un ratio combinado del 93,6% o menos, este ha sido en 2018 del 97,6 % (si bien el promedio sin catástrofes ha sido del 96,8%). Sí se ha logrado un ratio de gastos inferior al 28% (concretamente fue del 27,8%), además de estar en la parte alta del rango esperado en payout (50-65%), siendo del 64% (84% incluyendo saneamiento de fondo de comercio).

En cuanto al nivel de ingresos, frente a la cifra superior a 31.000 millones que se esperaban para 2018, la cifra final son 26.590 millones si bien se han ‘perdido’ 2.800 millones por el tipo de cambio y 1.300 millones se han decidido no renovar por el programa 80/20.

Finalmente, Huertas reconoció haber quedo “lejos” del objetivo de un ROE superior al 11%, pues este fue del 6,4% (excluyendo saneamientos, alcanzó el 8,4%).

“Apostamos por el crecimiento”

Sin entrar querer desvelar cuáles serán las líneas de su próximo Plan Estratégico, el presidente de MAPFRE, Antonio Huertas, reafirmó la apuesta del grupo por el crecimiento y destacó tres palancas para lograrlo. En primer lugar, apuntó a los acuerdos de bancaseguros, tanto en España como en el exterior. En el mercado local, “vamos a tener más de 10.000 sucursales vendiendo nuestras pólizas, a lo que hay sumar nuestras 3.000 oficinas, por lo que tenemos la mayor red que existe y que existirá”, remarcó.

Las otras palancas del desarrollo serán la innovación y el negocio digital. “Creemos y pensamos en digital”, afirmó Huertas, y las cifras lo indican: 1.509 millones de primas de negocio digital, con un crecimiento del 10% en el año y del 51% en periodo del plan estratégico (2016-2018).

En el caso más concreto de España, dejó claro que “no renunciamos al crecimiento” y apuntó varias líneas. Crecer en Vida es una ambición para la entidad y en Autos “aspiramos a ganar más cuota de mercado”. Además, los responsables de la entidad mostraron optimismo sobre la evolución este año en Hogar y Decesos, “volveremos a ganar cuota”, afirmó el director financiero, Fernando Mata.

Interesados en buscar nuevos socios, pero no a cualquier precio

Por otra parte, Huertas reconoció que la compañía siempre está interesada en posibles operaciones con socios para crecer, aunque no siempre está dispuesta a pagar lo que se puede esperar de ellas. Además, indicó que, aunque la entidad está presente en los países en los que quiere estar, eso no significa que esté en los negocios que le interesa, por lo que habrá productos o ramos que no querrá distribuir si no hay garantías de que generará la rentabilidad suficiente. Sí se mostró firme en su compromiso de seguir operando en Venezuela. “Estamos y estaremos en el país”, remarcó.

“La gestión prudente para no comprometer los planes de futuro nos hace sentirnos más cómodos” concluyó Huertas.