P.- ¿Esperaba su nombramiento como director de la Fundación AXA? ¿Cómo hará para compaginar esta labor con la ya conocida como director de Comunicación, Responsabilidad Corporativa y Relaciones Institucionales?

Josep Alfonso.- Como miembro de la Comisión Ejecutiva que soy, no es algo que tuviera previsto. Sin embargo, en tanto que hemos asumido las competencias de Responsabilidad Corporativa y la Fundación es una herramienta fundamental para transmitir el compromiso de AXA con la sociedad, entra dentro de lo razonable. Compaginaré las funciones con ilusión y mucha dedicación.

P.- ¿Qué balance puede hacer de la Fundación desde el inicio de su trayectoria?

Josep Alfonso.- Es muy satisfactorio. La Fundación ha logrado ser un referente en su labor en la difusión y apoyo a la cultura.

P.- ¿Y de la labor desempañada por su predecesora, María Teresa Ortiz-Bau?

Josep Alfonso.- Mª Teresa Ortiz-Bau es la responsable de haber hecho de la Fundación AXA una de las instituciones del sector más destacadas por su relación con la Cultura. Proyectos tan importantes para nosotros, como nuestra colaboración y apoyo al Museo del Prado o a la conservación y rehabilitación de la Catedral de Burgos, son producto de su esfuerzo y perseverancia.

P.- ¿De qué recursos, tanto económicos como humanos, dispone la Fundación? ¿Son suficientes?

Josep Alfonso.- A mi hay una frase que me gusta decir a mi equipo de trabajo y es que “Fundación AXA somos todos”. Tras el reciente cambio organizativo, todo mi Departamento nos hemos puesto al servicio de la Fundación, además de los trabajos que tenemos encomendados.
En cuanto a los recursos económicos, nunca son suficientes. Nunca hay dinero suficiente para financiar todas las cosas que se nos ocurren y nos gustaría hacer para poner en valor a la Fundación. Sin embargo nuestro cometido, y más en momentos de crisis como el actual, es aprovechar al máximo los escasos recursos de que disponemos para que la sociedad en general, último beneficiario de la Fundación, saque el máximo beneficio. La Fundación, como es lógico, no ha sido ajena a los ajustes que las circunstancias están obligando a acometer no sólo a AXA, sino a todas las empresas.

ACTIVIDADES MÁS DESTACADAS DE 2013

P.- ¿Cuáles son las principales actividades que van a desarrollar durante el presente año?

Josep Alfonso.- Una de las principales actividades de la Fundación para este año será el patrocinio de la exposición ‘Velázquez, últimos retratos’, que se inaugurará el próximo mes de octubre. Antes, en abril, tendrá lugar la apertura oficial de la rehabilitación de Portada del Museo de la Catedral de Burgos que hemos financiado. La relación con Burgos, con el Cabildo y con la Catedral es muy importante para la Fundación. Este año cumplimos la mayoría de edad en nuestra relación de colaboración: 18 años trabajando en la preservación de una joya arquitectónica que es Patrimonio de la Humanidad. La Fundación también estará presente en El Retiro, durante la Feria del Libro, con una exposición de gran formato titulada ‘Los Tesoros del Mundo’. Además, seguiremos apoyando los congresos de ‘Lo Que De Verdad Importa’, el Palau de la Música en Valencia, el MACBA en Barcelona y, sobre todo, la sensibilización de la importancia de la preservación del medioambiente. En este sentido vamos a llevar a cabo serie de acciones que vamos a desarrollar de la mano de WWF España y el programa ‘Asegura el futuro del Clima’. También trabajaremos con ellos en la prevención de los incendios forestales.

P.- ¿De qué forma impacta en su actividad la situación económica?

Josep Alfonso.- Como decía antes, los presupuestos menguan, pero nuestra ilusión no. Nuestro reto es hacer más con menos, ejercitar la creatividad y lograr la máxima eficiencia. Y en ello estamos.

P.- ¿Qué imagen y reconocimiento social considera que proyecta la Fundación? ¿Qué objetivos se ha marcado al respecto?

Josep Alfonso.- Creemos que tiene un importante y consolidado reconocimiento social vinculado a la cultura y al arte. El reto que tenemos por delante es, sin dejar de lado lo que hemos logrado hasta ahora en el ámbito cultural, comenzar a trabajar en proyectos vinculados al core business de nuestro negocio: la educación y la prevención en riesgos.

PARTICIPACIÓN DE CLIENTES, MEDIADORES Y EMPLEADOS

P.- ¿De qué forma se hace partícipes de la existencia de la Fundación y de la labor que desarrolla a los asegurados de AXA? ¿Y a su red de mediadores? ¿Y a la propia organización del grupo, tanto en España como en Francia?

Josep Alfonso.- Los clientes están puntualmente informados de toda la actividad de la fundación en una newssletter periódica que les hacemos llegar con las novedades del negocio y de la compañía.
Es el mismo medio que utilizamos para mediadores y colaboradores. Es más, ‘Distribución’ muestra una altísima implicación y compromiso en todos los actos que la Fundación desarrolla en el territorio.
En cuanto a los empleados, cabe destacar que, en poco más de un año, la Asociación Amigos de la Fundación, cuenta ya con más de 1.100 socios.