También, defendió que hay que intentar aumentar la masa asegurable, identificando a las pymes como un gran campo de actuación en este sentido. Asimismo, hay oportunidades en la venta cruzada y la protección de la cartera y otra vía es la internacionalización, no solo saliendo a otros mercados sino también acompañando a las empresas españolas su peregrinaje. Recordó, además, que aumentar tamaño permite a las compañías mejorar costes y lograr más sinergias, y animó a que el sector mejore el atractivo del producto y de la industria aseguradora, para lo que es fundamental “comunicar bien”.

De cara a la posible evolución este año de los seguros de No Vida, pronosticó un mejor comportamiento que en 2013, aunque “bastante plano”, dependiendo de que la bajada de la prima media no se recrudezca.

La jornada había comenzado con las palabras de bienvenida por parte del presidente de ICEA, Esteban Tejera, y la valoración del ejercicio 2013 por parte de Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA. Además, el presidente de Analistas Financieros Internacionales Emilio Ontiveros, detalló algunas de las perspectivas económicas y financieras que maneja su firma. Destacó, en primer lugar, que “probablemente no habrá en 2014 ninguna economía avanzada en recesión”, enfatizando en particular la previsión para Estados Unidos, que está recogiendo los frutos de sus políticas expansivas.

En el caso de España, tras una caída del 1,2% del PIB en 2013, este año se volverá a tasas positivas que estarán “en la frontera del 1%”. Explicó que se ha relajado bastante el “bucle de riesgos” (bancarios, soberanos y de recesión) que azotaba a la economía nacional, pero todavía hay desequilibrios que precisan de crecimientos más fuertes del PIB para su corrección, como es el caso del desempleo (la firma anticipa una tasa del 26,4% en 2013 y del 25,7% en 2014). ¿Cuál es la receta para acelerar el crecimiento económico? En opinión de Ontiveros, la UE debería tomar nota de lo que han hecho otros países, como Estados Unidos, y facilitar el aumento de la demanda.

RODRÍGUEZ-PONGA: HAY QUE CONTINUAR CON LA PREPARACIÓN DE SOLVENCIA II

La jornada fue clausura por la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez-Ponga, que hizo un breve repaso sobre los proyectos normativos en curso, tanto a nivel nacional como internacional. También fijó cuatro retos para el sector de cara a 2014, que se mostró confiada en que las entidades serán capaces de cumplir. En primer lugar, animó a programar Solvencia II y dar una definición adecuada de las funciones en la compañía para afrontar su implantación. En este sentido, animó a las compañías a tener su calendario de adaptación a Solvencia II, “pues de otra manera, sino no nos adelantamos y nos preparamos durante los dos próximos años, difícilmente vamos a ver los estándares de cumplimento a los que estamos acostumbrados”. Recordó que en enero de 2015 y de 2016 la DGSFP deberá remitir a EIOPA “informes de progreso” sobre el grado de preparación de las compañías a la directiva.

En segundo lugar, apuntó al desafío de seguir con los indicadores positivos vistos hasta la fecha (“la solvencia del sector en su conjunto se mantiene en niveles muy positivos”, destacó), y como tercer factor clave se refirió al crecimiento de manera equilibrada. Para cerrar, señaló el reto del test de resistencia (‘stress test’) que se realizará este año y que cuyo proceso ha puesto en marcha esta misma semana EIOPA.

RETOS PARA 2014

Como en ediciones anteriores de esta jornada, cuatro directivos de compañías desglosaron las perspectivas y claves de futuro de los principales negocios.

Vida

Rodrigo Galán, director general de IBERCAJA VIDA, afirmó que para el seguro de Vida el “gran reto es Solvencia II”. La directiva conllevará que las entidades se enfoquen en productos que les den más valor y sean más eficientes desde el punto de vista de los requerimientos de capital, como pueden ser los seguros de ahorro sistemáticos, los de Vida Riesgo y las Rentas Vitalicias. Además, se han de buscar más ventas no vinculadas a créditos. “Será el triunfo de la venta reflexiva”, enfatizó. Finalmente, apuntó que los pilares II y III de la directiva de solvencia son una oportunidad para la mejorara y adaptación tecnológica y de los modelos de negocio.

Salud

Josep Santacreu, consejero delegado de DKV SEGUROS, invitó a los asistentes a reflexionar sobre algunos comportamientos y tendencias en el sector de los seguros de Salud. Así, apuntó a la concentración del mercado entre las entidades líderes (“son las más grandes las que más crecen tienen mejores resultados”), las consecuencias que puede tener la concentración en los proveedores asistenciales o la intensa competencia en precios. Llamó la atención también sobre el “limitado” alcance de la colaboración público-privada (en su opinión, por falta de transparencia y comparabilidad de los modelos) y remarcó que “tenemos un mercado que tiende hacia la colectivización”, en detrimento de las pólizas individuales, que tienen primas más altas. Finalmente, reflexionó sobre la selección de riesgos de los clientes ya en cartera y el trato que se les puede llegar a dar, una vez ya captados, con fuertes subidas de primas cuando se hace uso de la póliza. “Este es un tema que nos preocupa mucho, que el mercado nos vea como gente seria y por eso desde la Comisión de Salud de UNESPA se quiere impulsar una guía de autorregulación sobre el tema”, anunció.

Multirriesgos

En Multirriesgos, Jean Paul Rignault, consejero delegado de AXA SEGUROS, apuntó a tres elementos claves que marcarán la evolución de este negocio: la valoración real de los riesgos, una oferta de servicios y productos adaptada a la realidad del riesgo, y el asesoramiento de calidad desde la experiencia en el riesgo. En su opinión, “tenemos el reto de conocer mejor al cliente y sus riesgos”, el distribuidor debe avanzar hacia un 'risk manager' y las compañías pasar de ser “proveedores de seguros a proveedores de soluciones”. En cuanto a productos, la exigencia del cliente será de ofertas personalizadas (para particulares) y segmentada (empresas).

Autos

Finalmente, Ignacio Mariscal, director general de REALE, dibujó una situación en Autos marcada por una recuperación de la facturación, pero sin llegar a tasas positivas, con una perspectiva de evolución del volumen de primas de entre -2% y 0%. Crecerá el mercado de nuevos vehículos y habrá menos coches sin asegurar, por lo que podría entrar entre 300.000 y 350.000 nuevas pólizas. Al mismo tiempo, anticipó una caída del resultado técnico, a consecuencia del aumento esperado en la siniestralidad y de los costes medios, y una previsible subida de la prima media (bajó un 10% en 2013); al menos, reconoció, “a mí me gustaría que subiera”. Otras tendencias que desde su punto de vista se verán en Autos será un menor cambio de clientes entre compañías y más retención. Concluyó defendiendo que “no se pierda el rigor técnico”. Además, habrá que prestar atención a la reforma del Baremo y anticiparse a sus consecuencias.