Insurance Europe defiende que las normas propuestas en el consentimiento deben permitir a los aseguradores continuar ofreciendo servicios a los consumidores. “También se les debe permitir a las aseguradoras tratar datos de salud para que puedan seguir ofreciendo ciertos productos y servicios de seguros, y tienen que ser capaces de procesar y compartir información para prevenir el fraude”, indica.

COMPARTIR