Otra de las funciones del Reaseguro, especialmente en estos momentos de dificultad económica, es contribuir a disminuir las exigencias de capital requerido tanto por los reguladores de cada país y las agencias de calificación. También puede ayudar a obtener más capital mediante el financiamiento de las ganancias futuras. Señala Diaz-Leante que entonces el Reaseguro “se vuelve en una alternativa para las estrategias de gestión de capital”. Añade que en estos momentos, bajo el modelo de Standard & Poor`s el capital “aumenta proporcionalmente al porcentual de financiación del reasegurador”.

En su ponencia también resaltó la importancia de los contratos ‘cuota parte’ para resultar más eficientes. De esta manera la compañía disminuye su capital riesgo y alivia su solvencia, de manera que posibilite el desarrollo de otros negocios, menciona.

Concluyó su intervención valorando el cambio que ha experimentado el negocio reasegurador en los últimos años. Asegura que “la concepción tradicional del reaseguro siempre fue la transferencia del riesgo técnico, pero ahora se superó ese paradigma y el reaseguro se convirtió en una poderosa herramienta en la gestión de capital para seguir siendo un aliado de nuestros clientes”.