Al contrario, la medida va a suponer replantearse las políticas de Compensación Total y abordar el tema desde un punto de vista sostenible, quizás aceptando en el presente un sobrecoste, pero haciendo más sostenible la política de beneficios a futuro. Para ello la Retribución Flexible es la alternativa,  pudiendo ofrecer beneficios a los empleados, dándoles capacidad de elección en función de sus necesidades personales sin implicar sobrecoste en Seguridad Social para las empresas.
 
También es importante resaltar que la medida aprobada no tiene incidencia en la tributación de los beneficios sociales que tienen ventajas fiscales; por ello la optimización fiscal sigue siendo un aspecto interesante de determinados beneficios que debemos aprovechar.

Se están analizando todavía todas las consecuencias legales del Real Decreto ya que la casuística es muy amplia. Cada caso habrá que estudiarlo desde el punto de vista laboral y buscar la solución más óptima para la empresa y el empleado, pero, en general,  estas medidas van a dar pie a crear modelos sostenibles tanto para la empresa como para los empleados. En definitiva, permitir flexibilizar el salario para salir todos ganando, enfocando las políticas de beneficios teniendo en cuenta las decisiones de los empleados a la hora de invertir en el beneficio que más le aporte.  

Por ello será prioritario, a partir de ahora, saber compaginar el gasto que puede invertir la empresa en beneficios sociales (con cargas  de cotización incluidas) con la eficiencia fiscal y las posibilidades de elección del empleado para obtener el máximo provecho de lo que invertimos. La Retribución Flexible ofrece posibilidades más allá de la mera sustitución de salario por beneficios; por ello es ahí donde valdrá la pena profundizar. La empresa tiene que poder decidir qué importe invertir en beneficios sociales, sin incidencia de impuestos o cotizaciones.

Este es también el parecer del secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, que invita a las empresas a desarrollar fórmulas de retribución flexible en el marco de la negociación colectiva. Existen ya Convenios Sectoriales que incluyen la posibilidad de flexibilizar el salario y el adoptar estas medidas ha supuesto, en las empresas que lo han llevado a cabo, eficiencia tanto para el empleado como para la empresa.