Junto a los altos índices de siniestralidad, se sitúa la inflación, la traba a las importaciones, e incluso, las incidencias climáticas a raíz de granizos. En la parte positiva se encontrarían los 800.000 vehículos nuevos que se venderán, así como un aumento considerable en el aseguramiento de los vehículos, que llegará a los 10 millones.

Las previsiones para el negocio de Autos para este año hablan de que se alcanzarán los 32.000 millones de pesos (6.310 millones de dólares), lo que sería un aumento del 26% frente a 2012. El pasado ejercicio este rubro facturó 26.267 millones de pesos (5.179 millones de dólares), según los datos de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSNI). El dato representa el 35,4% del mercado total que ascendió hasta los 74.233 millones de pesos (14.638 millones de dólares).

OPINIÓN DE LAS ASEGURADORAS

Cronista.com ha hablado con algunos directivos de compañías aseguradoras donde reflejan que a pesar de la desaceleración económica iniciada el pasado año se muestran tibiamente optimistas. La gerente general de QBE SEGUROS, Carola Fratini, confía en que el sector automotor siga ganando peso dentro de la industria aseguradora. Para este año espera que la tendencia de crecimiento se mantenga apoyado por la financiación.

Para Alberto Pagliano, gerente general de PROVINCIA SEGUROS, el escenario de 2013 no cambiará mucho respecto al pasado ejercicio debido a que “los niveles de las tasas de intereses incentivan el consumo”. Por su parte, el gerente general de SAN CRISTÓBAL, Eduardo Sangermano, relata que espera un crecimiento del 25% en primas.

Finalmente, ese año se reforzarán algunas innovaciones tecnológicas. Principalmente, la apuesta será para la Póliza digital lanzada por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) que obligó a aseguradoras y productores de seguros contratos para el ramo de Autos de manera virtual.