La secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo de la Ejecutiva socialista, Magdalena Valerio, ha explicado con más detalles el objetivo es recaudar 2.750 millones de euros al año manteniendo esta medida hasta 2050 para ayudar a la sostenibilidad de la Seguridad Social.

El planteamiento es tapar el déficit crónico del sistema de la Seguridad Social con un dinero que podría provenir de nuevos impuestos (2.750 millones) así como de la eliminación del pago de las tarifas planas o bonificaciones al empleo del sistema de la Seguridad Social (4.348 millones), según el PSOE.

Sánchez ha adelantado que su partido, entre enero y mayo, va a elaborar diez acuerdos de país en conversación con la ciudadanía que luego transformará en iniciativas parlamentarias, incluida las medidas sobre las pensiones.

El Gobierno rechaza la propuesta

Desde el Ejecutivo se ha rechazado la propuesta planteada por el PSOE. El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha argumentado que el crecimiento económico y la generación de empleo son los “elementos claves” para mantener las pensiones públicas y ha señalado que “nunca” ha sido “muy favorable” a incrementar los impuestos, sino “todo lo contrario”. En su opinión, la vía para mantener las pensiones públicas es continuar con las reformas económicas, los equilibrios macroeconómicos y que eso conduzca a un incremento de la actividad económica y de la reducción del déficit público, incluido el déficit del sistema público de pensiones.

En esta línea, el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos del Ministerio de Hacienda y Función Pública, Alberto Nadal, ha defendido que “lo que sostiene a las pensiones” son “las aportaciones de empresarios y trabajadores” a la Seguridad Social. Lo que sostiene realmente a las pensiones no es la creación de impuestos que destruyen empleo y reducen el crecimiento sino las aportaciones de empresarios y trabajadores al sistema de Seguridad Social, porque quien no estaba trabajando, ahora está trabajando”, ha comentado en declaraciones a los medios en Bruselas”.