Sin embargo, según informa el portal ‘Segurogarantia.net’, éstos podrían dejar de contratar el seguro si incluyeran el término “este proyecto no está garantizado por el Seguro de Entrega de Obra” en el memorial de constitución y en todos los acuerdos para la venta de las fracciones y de contratación de la construcción de las unidades vinculadas a ellas.

El seguro de Garantía es un servicio que involucra a tres partes: el garante (asegurador), el contratante (asegurado) y el contratista (tomador); el servicio garantiza el total y fiel cumplimiento de las obligaciones asumidas por el tomador junto al asegurado en contratos públicos o privados, tales como las licitaciones. El seguro cubre los prejuicios derivados del incumplimiento de los contratos.