Para ello, se propone adicionar dos artículos a la Ley General de Salud, el 36 bis y 36 ter, en el que se prevé que las aseguradoras contratadas por el responsable del accidente deberán pagar en su totalidad las cuotas que se generen por traslado, atención médica, procedimientos quirúrgicos, hospitalización, medicamentos y prótesis que requieran las personas involucradas en el accidente automovilístico. La propuesta además estipula que en caso de que el responsable del accidente no cuente con cobertura de aseguradora y el siniestro se registre en un establecimiento comercial o autopista, el servicio médico será pagado por la aseguradora de dicho establecimiento, informa ‘Azteca Noticias’.

Leobardo Alcalá indicó que a pesar de que el 75% de los autos que circulan en el país cuenta con cobertura aseguradora por gastos a terceros, estas compañías no gastan en los servicios médicos cuando estos se prestan en clínicas de salud federal, lo que genera una baja en la calidad del servicio y de medicamentos. Además, explica que en un accidente automovilístico, el coste del IMSS por un día de atención asciende a 55.789 pesos (), en cálculos de 2011, que comprenden la movilización de una ambulancia, atención de urgencia, un día de hospitalización, curaciones, análisis clínicos, radiografías, una intervención quirúrgica y un día en terapia intensiva.

COMPARTIR